yorompomivoto

1. El actual régimen (político, económico, judicial, electoral, etc.) no tiene remedio y los partidos, todos (incluyendo Morena), son parte de ese régimen.

2. El régimen requiere elecciones para legitimarse. Ese es su talón de Aquiles y la rendija por donde David (nosotros, sociedad, ciudadanos) podemos romper la cabeza de Goliath desde dentro. ¿Cómo? Descarrilando la próxima elección en la etapa de cómputo y escrutinio en casillas mediante el voto roto. Al romperlo (es mi voto, y no “papelería electoral”) rompo con el sistema y rompo al sistema por uno de sus hilos más delgados: el escrutinio y cómputo electorales.

3. Romper el voto en múltiples pedazos (dentro de la mampara), mezclarlos, doblarlos como “libritos” y depositar éstos en las varias urnas a las que tendremos acceso, es un acto a la vez simbólico, de gran fuerza y contundencia, y a la vez  práctico, con consecuencias reales, no simbólicas. Se trata…

Ver la entrada original 271 palabras más

Anuncios