El otro día al ir caminado por la acera de una conocida calle de la ciudad de Guadalajara, la av. Gonzales gallo, vi como de pronto salía un automóvil del estacionamiento de un banco, el cual se encuentra a un lado del mismo y dentro de un predio con un zaguán por entrada,  una mujer de entre 40 y 50 años que usaba lentes oscuros era la conductora, esta al ver que yo seguí mi paso de manera normal; puesto que caminaba por la acera, el espacio destinado para que por ahí se desplacen  los transeúntes, espacio pequeño si,  en comparación al enorme tamaño que se destina para el tránsito de los vehículos,  pequeño,  pero al menos cree uno que puede caminar libremente por ahí,  por lo menos con un poco más de seguridad, la conductora de este vehículo hacia como que aceleraba el carro, pero al ver que yo no cedía mi paso, eso sí sin quitarle la mirada de encima, tuvo que frenar el vehículo.

Cuando de manera cortes le devolvía yo el recordatorio que hacia ella  de mi madre, la conductora del vehículo pareció desquiciarse, y al pasar a mi lado (claro ya por el asfalto) no dejaba de pitar una tonada y se despedía de mi agitando su mano con el puño cerrado y solo su  dedo medio, levantado………….

A mí no me quedo de otra que reír, puesto que a final de cuentas yo seguí mi trayecto de manera normal y si ningún otro imprevisto.

No cabe duda que muchas personas al subir a su vehículo, sufren una transformación, una especie de simbiosis máquina-hombre y se creen con derecho de circular por donde les plazca,  y claro que el peatón, al lado de estos y su vehículo, no parece algo más que un obstáculo en su camino. No hay que olvidar sin embargo que no todos somos conductores o tenemos un vehículo particular para desplazarnos, sin embargo todos sin excepción ¡somos peatones en algún momento!

Bueno aquí les dejo un muy buen documental sobre el automóvil y su impacto en la sociedad, sucede en la ciudad de Sao Paulo, Brasil, pero esto es igual en casi cualquier ciudad del mundo.

Clic aqui para ver documental

Documental sobre el papel del automóvil en las macrociudades: “11 millones de personas, casi 6 millones de automóviles; un accidente cada 3 minutos; un muerto cada 6 horas; 8 víctimas cada día debido a la polución. En vez de plazas hay shopping center; en vez de calzadas hay avenidas; en vez de parques hay aparcamientos; en vez de voces, motores y bocinas.”

Anuncios