La ultraderecha en México, por Manuel Buendía.

Sin duda un documento de valor imprescindible, no solo por su carácter informativo y analítico de uno de los momentos más oscuros, de la ya larga y amarga historia de censura, y represión que caracterizo al México de los años 70s y principios de los 80s.

Sin duda un documento de valor imprescindible, no solo por su carácter informativo y analítico de uno de los momentos más oscuros, de la ya larga y amarga historia de censura, y represión que caracterizo al México de los años 70s y principios de los 80s.

El México de la guerra sucia, el México que se vale de los medios más inhumanos; en su mayoría aprendidos y perfeccionados en agencias como la CIA, y gracias a su participación directa e indirecta de este y otros organismos del gobierno de los EUA, la censura, represión, secuestro, tortura, desapariciones, y el asesinato, como única forma de contener y el malestar de la ciudadanía, malestar provocado por una la incipiente vida de una gran mayoría de mexicanos.

La falta de empleo, la explotación laboral, los bajos sueldos y las pésimas condiciones de trabajo cuando lo hay, las escases de los servicios más elementales, salud, educación, alimentación etc. –que conste son los años 70s, no vaya usted a creer que hablo del México actual, pese a la gran similitud de hechos, algún parecido con la realidad actual es mera coincidencia.

Es en los grupos más de derecha más reaccionario del país, en donde aquellos que detentan el poder encuentran un aliado incondicional, para efectuar las labores de financiación, formación y reclutamiento de los futuros líderes fascistas de México. Instituciones como la iglesia católica, siempre vinculada y en estrecha relación con la derecha más conservadora y reaccionaria de México, prestigiosas universidades privadas, como la UAG (universidad, autónoma de Guadalajara), el bastión económico-ideológico-político de la iglesia católica; el Opus Dei, y grupos como próvida, El Yunque, serán los encargados no solo de formar a los jóvenes fascistas de la Ultraderecha en México de los 70s y principios de los 80s, sino que participaran activamente en todas las acciones encaminadas a mantener el “orden y control social”.

Manuel Buendía será una de las principales figuras, que gracias a una formidable convicción de justicia social, y con una admirable valentía, se dispone a sacar a la luz los hechos (las atrocidades e injusticias, en nombre de dios y el control social) tal cual se suceden en el país, no solo describe los hechos de manera clara y objetiva, como no se atreve ningún medio, o periodista en ese momento, si no que identifica con nombre y apellido a los principales líderes involucrados, sean estos altos funcionarios, políticos, grandes empresarios, jerarcas religiosos, instituciones o universidades. Es debido a esto que Manuel Buendía se convierte en una víctima más de la ultraderecha de México.

“El 30 de mayo, poco antes de las 19:00, Manuel Buendía fue abatido a tiros a unos cuantos metros de su oficina, en la céntrica Avenida de los insurgentes, frente a docenas de horrorizados ciudadanos. ¡Fue una ejecución!, dijo del crimen un destacado comentarista político. (Periódico Excélsior, 24/04/1984)”. Es sin embargo a través de su legado, periodístico, testimonio esencial de la pluma de Buendía, que conocemos la organización, alcance así como sus atroces crímenes y sus principales líderes, de uno de los grupos más violentos y poderosos de México y me atrevo a decir del mundo, la ultraderecha.

edit. Oceano-Excelsior, 20 de agosto de 1984,Descargar Libro – La ultraderecha en México  

Editorial/Distribuidor: Ediciones Oceano, S.A. 
1984 Mexico. D.F. 
171  páginas
Anuncios